• Primavera | Verano
  • Otoño | Invierno
  • SALE!OFERTAS
  • Accesorios
media

Como relata la crónica del portal Ramona, era el poeta de las calles de tierra, la cumbia y el rock, los pibes solos y tristes, contaba las historias de los “wachos” que sufren por la discriminación y el prejuicio pero que también se enamoran y gozan.

Era perfomer, escritor, dibujante, músico y DJ. Fue militante del colectivo LGTB y pondero la poesía cruda utilizada como puente para acercar al público una realidad que crece en los bordes de la sociedad.

“El universo de Ioshua es el de las calles de tierra, la cumbia y el rock, los pibes solos y tristes. Con irreverencia y honestidad brutal, contaba las historias de los “wachos” que sufren por la discriminación y el prejuicio pero que también se enamoran y gozan. Pibes que le escapan a los estereotipos sobre las masculinidades. Su obra, decía él, al comienzo se nutrió de las cartas que sus amigos presos les mandaban a sus madres desde el encierro”, cuenta la crónica sobre su último adiós publicado por ramona.org.ar -la recomendamos fervientemente-.

Creó su propia editorial, “Wacho de la calle”, y publicó Los sentimientos, Cumbia Gei, Narrativa Gay Bonaerense y Malincho. Cumbia Gei es, quizás, su obra más conocida: un comic que en el que los pibes chorros roban besos a otros chicos a punta de pistola. Luego con Milena Caserola sacó “Luz y Fuerza”, una antología de poemas. Más tarde, la editorial Nulú Bonsai publicó Clasismo homo.

Ioshua convivio con un pasado de violencia intrafamiliar, la calle, la persecución policial y, entre todo ese contexto, la poesía. Relatos que salían de las tripas para interpelar a una sociedad pacata y discriminatoria.

Solo queda leer su obra, el tesoro que debemos difundir y apropiar. Descubrilo a través de su blog http://pijabirrafaso.blogspot.com/

 

Comentarios: 0

Sin comentarios

Dejar una respuesta

No se puede publicar su dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados*